fbpx

MUSEO DE LA VIDA RURAL

Herramientas, oficios y vida rural catalana.

El Museo de la Vida Rural (MVR) fue fundado en el año 1.988 con la intención de preservar y difundir el mundo rural. Desde la importancia del campesinado y sus oficios, la cultura, las artes, así como sus costumbres de la vida cotidiana y tradicional Catalana, entre otros, con especial dedicación a los payeses.

turismo-rural-en-familia-MUSEO-DE-LA-VIDA-RURAL-la-casa-rural

Todos ellos se entrelazan con un discurso previo en donde se destaca valores como el esfuerzo, la paciencia o el ahorro. De tal manera que permite al visitante seguir un recorrido a lo largo del tiempo hasta la actualidad, y por qué no hasta el futuro más inmediato. Se realiza un recorrido observando los grandes cambios acaecidos en el campo en el último centenar de años, desde cambios en el hogar, en el campo como las profesiones de la época.

Aunque se centra en la vida rural catalana, no deja de verse reflejado igualmente y con mucha semejanza la vida rural en toda España.

En el año 2.009 el museo de la vida rural fue ampliado y aprovechó a renovar su discurso museográfico. Presenta ahora nuevas técnicas audiovisuales permitiendo conocer más de cerca nuestro pasado más reciente de un modo más cercano, dinámico y pedagógico. Es más, se trata de uno de los principales centros de conservación e investigación etnológica del país. En él también se entremezcla un variado fondo que permite recorrer la historia del mundo rural catalán a partir de una propuesta museográfica moderna e incluso innovadora.

turismo-rural-en-familia-MUSEO-DE-LA-VIDA-RURAL-maquinaria

La amplia temática en ambos edificios es igual de interesante. El visitante puede disfrutar de todo lo que envuelve al mundo rural:

En el edificio antiguo del museo, hace un alarde de cómo vivía y trabajaba el campesinado tradicional. En él podemos ver los aperos, máquinas y incluso técnicas que se utilizaban tanto para trabajar la tierra como para transformar sus frutos (aceitunas, trigo y uvas) en materias casi de primera necesidad como el aceite, harina y vino. Y esto no es todo, también podemos ver cómo trabajaban los artesanos de la época (leñadores, carpinteros, herreros, etc.) para producir las herramientas e instrumentos que los campesinos necesitaban para vivir y trabajar.

En el edificio nuevo del museo, se puede contemplar colecciones de figuras de terracota, los belenes, una selección representativa de la fauna y flora mediterránea. Además se puede ver el proceso de mecanización e industrialización del campo hasta hoy en día así como los interrogantes que genera el futuro del mundo rural. Todos estos temas se abordan con el soporte de documentos audiovisuales que impacta a los visitantes al verlo.

turismo-rural-en-familia-MUSEO-DE-LA-VIDA-RURAL-edificios

Por otro lado, al ser el Museo de la Vida Rural un lugar de ámbito educativo, se ha convertido en un centro cultural de referencia. Todas las semanas se realizan actividades culturales y exposiciones temporales. Es más, el museo dispone de un espacio online dedicado a la educación, ya que a través de internet se puede consultar la oferta pedagógica.

Además de las continuas exposiciones temporales, el museo de la vida rural presenta como es lógico una exposición permanente de la vida rural catalana. Es una exposición donde se muestran objetos relacionados con los payeses y los oficios artesanales. Piezas que son claramente una representación del verdadero poso cultural de nuestra sociedad, ya sea catalana como del resto de zonas en España.

Se realiza un recorrido por áreas de trabajo:

  • La agricultura.
  • Los oficios del pueblo (padre, maestro, cafetero, pastelero, hilandera, boticario, barbero…)
  • Las tareas domésticas.

Por lo tanto en el Museo de la Vida Rural se ofrece un recorrido a través del pasado y el presente del mundo rural con los recursos museográficos más modernos. Cuenta con 5.500 m2 de exposición permanente. Ofrece al visitante 18 audiovisuales y una audioguía gratuita. Además se puede ver el huerto ecológico y el jardín etnobotánico. Es un museo sin barreras arquitectónicas.

Se encuentra en el municipio de Espluga de Francolí (Tarragona).

Las escenografías conforman una parte importante del relato del museo. El ellas podemos ver con detalle las partes que conformaban el hogar de los campesinos: el corral, la despensa, la cocina y la habitación de la casa. Es más, todo ello con el más esmero detalle, de modo realista a aquellos tiempos. Y esto no es todo, hay secciones dedicadas a la matanza del cerdo, a los cazadores, al mercado, a la indumentaria.

Asimismo, los distintos tipos de carros y sus múltiples usos que se hacían en aquella época para trabajar la tierra, para el transporte de mercancías, para pasear o cualquier otro uso que te imagines. En la sala donde se muestra tiene como colofón y fin de los tipos de transportes el tractor.

turismo-rural-en-familia-MUSEO-DE-LA-VIDA-RURAL-carros

En definitiva, si eres curioso y queréis tú y tu familia conocer el pasado, presente y por qué no futuro de la vida rural, acércate al museo. Te sorprenderás. Para ver más información, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer otras experiencias con encanto que te ofrecemos y que podrían ser de tu interés, pincha AQUÍ.

Además si necesitas alojamiento para disfrutar el fin de semana en la zona te ofrecemos algunas ideas AQUÍ.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: